¿Por Qué Es Importante Entender Cómo Te Sientes?

Muchos de nosotros hemos experimentado esa situación en la que nos sentimos ansiosos pero no sabemos por qué.

Las personas con trastorno de ansiedad social (TAS) lo experimentan con bastante frecuencia. Como a todo el mundo, a la mayoría le cuesta entender de dónde viene su miedo.

People with social anxiety disorder (SAD) experience this quite frequently. Like everyone else, most of them have a hard time understanding where their fear comes from.

Según la teoría psicoanalítica, el síntoma tiene un significado dentro de nuestra historia única. Podemos pensar en nosotros mismos como una suma matemática. Cada experiencia que hemos vivido puede verse como un número. Al combinar todas las experiencias que hemos tenido obtenemos un resultado concreto: nosotros mismos.

Por lo tanto, el síntoma (en el caso del TAS es la ansiedad social) es único y cada persona lo experimenta de forma única.

Entender de dónde viene y por qué se produce puede ayudarnos a afrontarlo. Al desarrollar una comprensión profunda de nuestro síntoma, podemos aprender a abordarlo adecuadamente.

El Síntoma Nos Diferencia

Es importante tener en cuenta que la forma en que nos sentimos es totalmente subjetiva.

Por ejemplo, la ansiedad social puede estar causada por experiencias traumáticas anteriores de una persona o por rasgos personales de los que se siente avergonzada, entre otras muchas posibilidades.

Una persona con TAS puede experimentar ansiedad debido a las dificultades interpersonales, mientras que otra se rió de ella mientras hacía una presentación en la universidad.

One person with social anxiety may experience anxiety because of interpersonal difficulties, while another one was laughed at while giving a presentation at college.

En el primer caso, la persona puede volverse ansiosa ante ciertas personas que son muy autoritarias, porque no ha aprendido a expresar su verdadero yo ante personas de este tipo.

En el segundo caso, los recuerdos de la experiencia social traumática pueden activarse cada vez que la persona se encuentra con un escenario social similar al acontecimiento traumático.

Aunque estamos hablando del mismo trastorno, podemos desmontar dos historias muy diferentes de la enfermedad.

Comprender el Síntoma

Lo que sentimos tiene un impacto importante en cómo organizamos nuestra vida (y viceversa). Condiciona la forma en que vivimos nuestros días y puede impedirnos fácilmente llevar a cabo tareas y actividades específicas.

El síntoma suele provocar una cadena infinita de molestias, que pueden dificultar el levantamiento de la cama por la mañana.

The symptom often leads to an infinite chain of discomfort, which can make it hard to get out of bed in the morning.

Si queremos entender lo que nos ocurre, debemos buscar su significado. Podemos hacerlo interpretando los efectos que los síntomas, como la ansiedad social, tienen en nuestra vida.

Este proceso puede ser difícil. Sin embargo, hablar de ello suele ser un paso en la dirección correcta.

Los griegos creían (y nosotros seguimos creyendo) que las palabras tienen un impacto en nuestras experiencias cotidianas.

Poner en palabras lo que sentimos puede ayudarnos a elevar nuestra ansiedad al plano de la realidad (filosóficamente hablando). Al materializar lo que sentimos, es mucho más fácil trabajar con nuestro problema.

Putting into words what we feel can help us elevate our anxiety on the plane of reality (philosophically speaking). By materializing what we feel, it is much easier to work with our problem.

La mayoría de las veces, intentamos resolver las cosas por resolverlas. Cuando se trata de nuestros sentimientos, puede ser útil reflexionar sobre las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué me siento así?
  • ¿Por qué me pasa a mí?
  • ¿Qué significa esto para mí?
  • ¿Qué quiere decirme este sentimiento?
  • ¿Cómo incluyo esto en mi historia?
  • ¿Cómo encaja en mi vida diaria?
  • ¿Qué puedo hacer al respecto?

Al plantearnos estas preguntas, podemos llegar al fondo del síntoma y descubrir su significado.

Una vez que entendemos lo que nos pasa, podemos buscar herramientas y estrategias que nos ayuden a sobrellevar la situación y que nos faciliten la vida.

La interpretación de un síntoma siempre va a ser una experiencia única. La ansiedad social no significa lo mismo para todas las personas que la padecen. De hecho, para cada persona significa algo diferente.

Abstente de compararte con los demás con pensamientos como: “Ellos no se ponen nerviosos cuando se presentan ante un grupo, pero yo sí. Estoy enfermo. No soy normal. Soy diferente”.

Refrain from comparing yourself to others with thoughts such as, "They don't get nervous when presenting in front of a group, but I do. I am sick. I am not normal. I am different".

El Síntoma en el Proceso Terapéutico

Sigmund Freud (1916) creía que el síntoma sólo puede ser comprendido y accedido a través de un proceso terapéutico.

También creía que no es el terapeuta, sino el propio paciente quien interpreta su propia historia y encuentra el significado de sus síntomas.

El terapeuta está ahí para acompañar al paciente, no para juzgarlo o condenarlo. Los sentimientos del paciente deben ser validados y reconocidos. Así, es más probable que se revelen en el entorno terapéutico y se transformen como resultado.

Así, podemos llegar a la raíz del problema, pero sin erradicarlo. En su lugar, examinamos la raíz. Intentamos comprender por qué apareció y cómo creció hasta convertirse en el síntoma que experimentamos hoy.

We can get to the root of the problem, but without eradicating it. Instead, we examine the root. We try to understand why it appeared and how it grew into the symptom we experience today.

Aunque la mayoría de las personas con ansiedad social se centran en deshacerse de su ansiedad social, puede ser beneficioso considerar su integración en su historia personal. Ha formado parte de ellos, y eso está bien.

Así, pueden hacer las paces con ella y proponerse encontrar formas de manejarla de manera que no interfiera con sus actividades diarias.

“Por lo tanto, la interpretación del síntoma que les comunicaré a continuación es una síntesis de los resultados que se van obteniendo, interrumpidos por otros trabajos, a lo largo de semanas y meses”.

Sigmund Freud

Al final, reflexionar sobre lo que sentimos y reflexionar sobre las preguntas mencionadas anteriormente puede ser la clave para afrontar nuestro malestar para muchas personas.

Esto es especialmente cierto cuando esta reflexión va acompañada de un profesional empático y curioso.

Reflecting on what we feel and pondering the questions mentioned above can be the key to face our discomfort for many people. This is especially true when this reflection is accompanied by an accepting and curious professional.

Conclusiones

  • No se debe clasificar a las personas en síntomas específicos. El mismo síntoma puede significar cosas muy diferentes para distintas personas.
  • Nuestros comportamientos y sentimientos tienen sentido cuando los examinamos a la luz de nuestra propia historia.
  • Al interpretar y comprender nuestros síntomas, la cura suele aparecer sin necesidad de invocarla.
  • Tus síntomas reclaman tu atención. Merecen ser reconocidos y comprendidos. Sientas lo que sientas, es importante que hables de ello

Freud, S. (1916). Introductory lectures on psychoanalysis. The meaning of the symptom. (VOLUME XVI). Amorrortu Publishers.

Mostrar Referencias

Comparte & Síguenos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *