Ansiedad Social en el Trabajo: Obstáculos, Consejos e Ideas de Trabajo

El trastorno de ansiedad social (TAS) es difícil de soportar. No sólo provoca las difíciles emociones del miedo, la vergüenza y la tristeza en el día a día, sino que también está vinculado a un importante deterioro funcional en varios ámbitos de la vida. Uno de ellos es el ámbito laboral.

Las personas socialmente ansiosas no sólo se sienten indispuestas en determinados entornos laborales, sino que además pueden rendir objetivamente peor que los demás debido a su condición.

Sin embargo, las personas afectadas por el TAS pueden ser especialmente adecuadas para ciertos puestos, ya que su temperamento suele venir acompañado de importantes ventajas y fortalezas únicas.

Si experimentas ansiedad social en el trabajo o estás a punto de embarcarte en una nueva carrera, puede ser útil considerar las siguientes preguntas.

¿Cómo se puede trabajar con la ansiedad social?

Para trabajar con ansiedad social, es importante abordar preocupaciones objetivas y subjetivas. No sólo quieres ser capaz de cumplir con tus tareas profesionales, sino que también quieres estar cómodo con estas exigencias y sentirte cómodo con respecto a tus compañeros y tu entorno de trabajo.

Por supuesto, el trabajo suele ir acompañado de estresores sociales como los conflictos interpersonales. Los compañeros de trabajo difíciles o un jefe autoritario pueden suponer un verdadero obstáculo para las personas con fobia social.

Como la evitación de conflictos y la ansiedad social están estrechamente vinculadas y tienden a reforzarse mutuamente, romper este ciclo puede ser un verdadero cambio de rumbo. Esto puede lograrse abordando deliberadamente los conflictos en lugar de evitarlos y trabajando en tu asertividad.

El Dr. Luis Escobar Pinzón, responsable de Salud Mental de SEAT en Barcelona, lo destaca como una posible ventaja. Cuando le preguntamos por las posibles fortalezas profesionales de las personas con ansiedad social, nos dijo:

“Las personas con ansiedad social suelen haber tenido tratamientos de confrontación en los que desarrollan una fuerte resiliencia. En estos tratamientos, también aprenden estrategias y habilidades que les permiten enfrentarse de forma asertiva a situaciones socialmente intensas.”

Debido a sus dificultades personales, las personas con fobia social pueden desarrollar estas habilidades críticas, que a menudo son difíciles de encontrar en la plantilla de una empresa.

Por lo tanto, buscar tratamiento es un componente crucial para trabajar con la ansiedad social. De este modo, puedes convertir una debilidad en una de tus mayores fortalezas y convertirte en alguien especialmente valioso para tu equipo.

¿Cómo encontrar trabajo si tienes ansiedad social?

Si sufres de ansiedad social, puedes buscar trabajos que ofrezcan un entorno laboral adecuado a tu condición. Cuando te pregunten por tus puntos débiles, puedes mencionar brevemente tu temperamento socialmente ansioso y que estás trabajando para mejorar tu asertividad y la resolución de conflictos.

Sin embargo, no exageres al hablar de tu ansiedad social.

A los entrevistadores y a los empresarios les interesa sobre todo saber si serás capaz de completar tus tareas a su satisfacción, si serás capaz de realizar un trabajo determinado durante un periodo prolongado y si serás o no una causa de conflicto interpersonal en el equipo.

Por lo tanto, no es necesario hacer demasiado hincapié en tu ansiedad social. Sin embargo, puede valer la pena mencionarla cuando te pregunten por tus defectos o dificultades personales.

De hecho, si te entrevista un psicólogo bien formado, tu deterioro funcional no es grave y estás trabajando activamente en tu problema, mencionar tu ansiedad social puede incluso darte una ligera ventaja sobre otros candidatos. Esto se debe a que:

  • demuestras conocimiento de ti mismo y capacidad de introspección;
  • manifiestas una debilidad real y no un comentario vacío como “soy demasiado perfeccionista”, “me centro demasiado en los detalles” o “soy muy impaciente con los demás”;
  • manifiestas tu voluntad de trabajar en ti mismo y muestras resiliencia al encontrar soluciones a problemas difíciles;
  • y eres transparente y puedes parecer más simpático al entrevistador.

Si no es así, es probable que te entreviste alguien que carece de conocimientos básicos de psicología humana o que tu fobia social intervenga en las tareas que vayas a realizar.

Por este motivo, es posible que quieras identificar trabajos que se adapten a tu personalidad, a tus habilidades y a las limitaciones únicas que te plantea tu ansiedad social.

¿Cuáles son los mejores trabajos para alguien con ansiedad social?

Como la ansiedad social puede manifestarse de diferentes maneras y en distintos grados, no hay un trabajo específico que sea el mejor para todas las personas afectadas.

Escobar Pinzón destaca la importancia de entender cada caso individual para tomar decisiones profesionales cualificadas.

“En general, los miedos siempre deben ser analizados con detenimiento para saber cuáles son los factores relevantes. Hay que plantearse y responder a preguntas como qué pensamientos, sentimientos y creencias surgen en relación con los miedos y qué efectos físicos tienen.”

Dependiendo de tu problema particular con la fobia social, puedes experimentar grandes problemas en una posición que a la mayoría de la gente le resulta bastante fácil, pero prosperar en otra que mucha gente considera difícil.

También es importante tener en cuenta si quieres que tu trabajo sea socialmente desafiante o no. Muchas personas con ansiedad social se sienten inclinadas a elegir un trabajo con pocas conexiones y responsabilidades interpersonales.

Trabajos con poca tendencia a causar angustia social

Esta elección tiene sentido si consideras la gran cantidad de angustia que podrías experimentar en un trabajo con muchas exigencias sociales.

Según Escobar, “las personas socialmente ansiosas pueden tener diferentes problemas en el trabajo, sobre todo relacionados con las presiones de las tareas laborales, el ambiente de trabajo o los conflictos entre compañeros o con su jefe”.

Esto significa que no sólo se trata de la carrera y el tipo de trabajo, sino también de las características únicas de un puesto específico en el que puedas estar interesado.

Sin embargo, estas cosas pueden ser difíciles de predecir cuando se solicita un puesto de trabajo, ya que a menudo no tienes una visión de primera mano de estas dinámicas antes de empezar a trabajar en un determinado puesto.

Si estas cuestiones te importan y afectan a tu productividad y bienestar en el trabajo, puedes abordarlas durante la entrevista de trabajo inicial.

Dicho esto, si buscas un trabajo con pocas exigencias sociales y con menor tensión interpersonal, las siguientes profesiones pueden ser opciones válidas.

Infografía: trabajos con pocas exigencias sociales y menor estrés interpersonal, adecuados para personas con ansiedad social.
  • programador informático
  • escritor profesional
  • empresario (online)
  • guardabosques o forestalista
  • jardinero
  • Trabajador de un refugio o de un centro de rescate de animales
  • asistente virtual
  • contador
  • diseñador gráfico
  • técnico dental
  • traductor
  • asistente de laboratorio

A pesar de las ventajas de elegir un trabajo no amenazante desde el punto de vista social, no siempre es la mejor opción para las personas con ansiedad social.

Este camino viene acompañado de menos posibilidades de exposición a situaciones sociales temidas, lo que se ha demostrado que es un antídoto importante para los sentimientos de ansiedad social (Knutsson, Nilsson, Eriksson & Järild, 2019).

Además, es posible que estés equipado con algunos talentos preciosos que podrían ser de gran utilidad en trabajos con un componente social o interpersonal más fuerte.

Muchas personas han podido reducir significativamente sus miedos sociales realizando un trabajo socialmente exigente. Estar expuesto a situaciones sociales desafiantes 5 días a la semana puede tener efectos profundos y reducir la ansiedad.

Escobar Pinzón está de acuerdo con esta perspectiva. Tomando como ejemplo las ocupaciones sociales y sanitarias, nos dijo que “…aunque estos trabajos pueden ser un problema para las personas socialmente tímidas, pueden ofrecer una oportunidad para superar la ansiedad social”.

Elegir un trabajo socialmente no amenazante puede mantener a raya tu ansiedad, pero puede reforzar potencialmente el control de la ansiedad social sobre ti, ya que sigues evitando las situaciones que temes (Clark, 2005).

Por lo tanto, elegir o no un trabajo con poca carga social es una elección delicada. Especialmente si hay un trabajo específico que realmente te gustaría hacer, es posible que quieras pensar sobre esto a fondo.

Si crees que un determinado trabajo te llenará, no deberías dejar que tu miedo te frene. Recuerda que existen tratamientos eficaces para el TAS que pueden ayudarte a reducir e incluso superar tu ansiedad social.

Trabajos que requieren sensibilidad social, ser considerado y tener interés en la naturaleza humana

Dada su marcada afinidad con las necesidades de los demás, las personas socialmente ansiosas suelen desempeñarse excepcionalmente bien en trabajos con un fuerte componente social, de servicios o de atención médica.

A menudo han sido bendecidas con una notable sensibilidad a las dinámicas interpersonales, a las tensiones sociales, a los estados de ánimo y a las emociones de los demás, y con una curiosidad natural por la naturaleza humana.

Si este es tu caso, podrías considerar la posibilidad de dedicarte a las ciencias sociales o a las humanidades, ya que puedes ser especialmente apto para estos temas.

Podrías realizar investigaciones como sociólogo, estudiar culturas y grupos de personas como etnólogo, relatar y analizar acontecimientos históricos como historiador o incluso trabajar directamente con personas enfermas como psicólogo clínico.

Ten en cuenta que muchos de estos trabajos no implican tensiones sociales significativas y que te permiten sumergirte en el campo según tus puntos fuertes y rasgos únicos, que también incluyen tu temperamento socialmente ansioso.

A continuación se presentan algunos ejemplos de oportunidades profesionales que suelen requerir los puntos fuertes únicos de las personas con ansiedad social.

Infografía: muestra algunos ejemplos de oportunidades profesionales que suelen requerir los puntos fuertes únicos de las personas con ansiedad social.
  • enfermería
  • fisioterapia
  • terapia ocupacional
  • psicología clínica
  • trabajado social
  • historia
  • antropología
  • arqueología
  • etnología
  • sociología
  • geografía
  • ciencia política

Por supuesto, estos son sólo algunos ejemplos. Hay muchísimas oportunidades en estas áreas que te permiten reducir al mínimo las tareas socialmente desafiantes y aprovechar tu talento y potencial únicos.

Recuerda que el mundo necesita espíritus sensibles como tú.

¿Qué trabajos deberías evitar si tienes ansiedad social?

Ahora que tienes una buena idea de los trabajos que suelen convenir a las personas socialmente ansiosas, veamos algunas señales de alerta a la hora de buscar un nuevo puesto.

Hay muchas ocupaciones que implican una confrontación frecuente y a menudo directa con los demás. Eso es precisamente lo que la mayoría de las personas con ansiedad social temen.

En general, es recomendable que te lo pienses dos veces antes de presentarte a cualquier trabajo que requiera una piel gruesa. En la mayoría de los casos, los trabajos que entran en esta categoría son malas opciones profesionales para las personas con fobia social.

Veamos algunos ejemplos para que te hagas una idea de lo que debes tener en cuenta.

  • Policía (confrontación frecuente y directa con personas potencialmente agresivas).
  • Agente de un centro de llamadas (a muchas personas les molestará que les llames y se comportarán como tal).
  • Cantinero (el alcohol hace que los clientes sean menos propensos a seguir las normas sociales y a comportarse de forma inapropiada).
  • Mesero (eres el primero al que la gente se quejará, incluso si las cosas no tienen relación contigo).
  • Cualquier tipo de trabajo que requiera recibir quejas frecuentes (las personas que se quejan rara vez son fáciles de llevar).

Incluso las personas sin ansiedad social suelen tener problemas con estos puestos y con las tareas que se les pide que realicen. Si sufres de fobia social, puede ser una buena idea evitar este tipo de trabajos si es posible.

¿Puedes ser un líder con ansiedad social?

Aunque los departamentos tradicionales de recursos humanos todavía tienden a emplear a personas con personalidades excesivamente dominantes y narcisistas, muchas empresas se están poniendo al día con la psicología organizativa moderna y están cambiando esta dinámica.

Los líderes profesionales son cada vez menos autoritarios y más considerados. La aptitud de desconfiar de la propia opinión, así como de ser receptivo a las opiniones y necesidades de los subordinados, hacen que las personas con una leve ansiedad social sean buenos candidatos para puestos directivos.

Sin embargo, cuando los miedos sociales son tan intensos que interfieren en las tareas profesionales importantes, esta ventaja se convierte rápidamente en un obstáculo.

Por ejemplo, un líder necesita ser capaz de discutir temas importantes y mantener conversaciones incómodas. Del mismo modo, un buen líder es capaz de resolver conflictos y adoptar una determinada postura.

Si te afecta de alguna manera la ansiedad social, pero puedes conseguir tener conversaciones difíciles, hablar delante del equipo, intervenir cuando hay un conflicto y advertir a los empleados de las consecuencias por su mala conducta problemática y cumplirlas si es necesario, es posible que tengas el potencial de ser un gran líder profesional.

¿Te ayudará conseguir un trabajo con tu ansiedad social?

El principal factor de mantenimiento de la ansiedad social es la conducta de evitación. Conseguir un trabajo que implique una interacción social regular puede ayudarte a romper este ciclo. Al exponerte al estímulo temido, tu cerebro se habituará y experimentarás menos ansiedad social.

Sin embargo, esto no significa que la mejora esté garantizada. Dependiendo de tu situación particular y de las características del trabajo que asumas, tu experiencia puede variar de la descrita más arriba.

Ten en cuenta que el trastorno de ansiedad social es una afección de salud mental y, por lo general, requiere ayuda profesional para ser superado.

Si sufres del trastorno de ansiedad social, acude a un centro de salud mental o a un profesional de la salud mental autorizado y comienza un proceso terapéutico.

Para obtener más información sobre las opciones terapéuticas, consulta nuestra guía completa de tratamiento de la ansiedad social.


Para este artículo, entrevistamos como experto a Dr. Luis Carlos Escobar Pinzón. Es doctor en psicología y ha sido director del Departamento de Seguridad y Salud Laboral del Instituto Federal Alemán de Seguridad Laboral y Medicina del Trabajo. Dirigió el grupo de trabajo de Psicología Laboral y Social, así como el grupo de trabajo de Medicina Social y Salud Pública en el Centro Médico Universitario de Mainz, Alemania, y actualmente es responsable de Salud Mental en SEAT, Barcelona.


Comparte & Síguenos


Crozier, W., & Alden, L. (2005). The Essential Handbook of Social Anxiety for Clinicians.

Knutsson, J., Nilsson, JE., Eriksson, Å. et al. Imagery Rescripting and Exposure in Social Anxiety: A Randomized Trial Comparing Treatment Techniques. J Contemp Psychother 50, 233–240 (2020). https://doi.org/10.1007/s10879-019-09448-1

Mostrar Referencias

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *